“La trigesimoctava semana de la invasión de Rusia a Ucrania, marcada por los escasos movimientos territoriales, destaca por la recuperación completa de Jerson y la caída de misiles en Polonia”

Jersón

Finalmente, cumpliendo con los augurios iniciales, la toma de Jersón se realizó sin resistencia rusa, una vez más los rusos han conseguido abandonar la zona sin perder mucho material militar y sin dejar descolgado a gran parte de sus efectivos, mientras tanto Ucrania no ha conseguido aprovechar la huida a marchas forzadas de los rusos para hostigarlos con su artillería, lo que hace pensar que tanto rusos como ucranianos tenían un pacto para evacuar la ciudad.

Evacuada la ciudad como tal, el ejército ucraniano ha empezado a bombardear con su  artillería a las tropas rusas desde su ribera del  río Dniéper, la cual cuenta con ventaja frente a la ribera rusa al estar más alta. En la misma zona, las fuerzas  de operaciones especiales ucranianas han cruzado el río por la parte de Kimburn, lo que podría tener un doble objetivo: que Rusia asiente tropas en esta parte del río, desprotegiendo otras zonas, y tener una cabeza de puente para futuras ofensivas.

Los posibles movimientos del conflicto:

1º Ataque ucraniano en el frente de Luhansk

El avance del ejército ucraniano, aunque con mucha lentitud, podría poner el foco de atención en Luhansk, siempre y cuando consigan que los rusos retrocedan a la conocida”línea Wagner”, facilitando también la recuperación de Severodonetsk, lo que supondría un duro golpe moral rusa, ya que perderían  las dos ciudades más importantes que habían ocupado en el Donbas, además la caída de estas ciudades supondría volver, prácticamente, a las fronteras previas al estallido de la guerra.

2º Ofensiva ucraniana en el frente de Zaporivia

Otra opción, aunque mucho más arriesgada, es el avance del ejército ucraniano hacia las ciudades de Melitopol y Mariupol, en el frente de Zaporizhzhia, la toma de estas dos ciudades supondría un auténtico desastre logístico para Rusia, ya que el mar de Azov ya no sería un lugar seguro para la flota rusa, además el territorio conquistado quedaría dividido en dos, dificultando así tanto el avance ruso como la coordinación con Crimea.

3º Cruce del  río Dniéper

Esta opción es la más improbable ya que los rusos han volado todos los puentes del  río, que es uno de los más caudalosos de toda Europa, llegando a tener hasta 5km de ancho en algunos puntos, por lo tanto es muy complicado que Ucrania movilice miles de soldados, vehículos y armamento con facilidad, además, si se tuviese la posibilidad de emprender esta hazaña, se necesitarían semanas para ablandar las líneas rusas.

EE.UU y Rusia

Ante las presiones ejercidas por parte de EE.UU sobre Ucrania para que se rebajen las condiciones para finalizar la guerra, las delegaciones de EE.UU y Rusia se han reunido en la ciudad turca de Ankara, con el objetivo de acercar posturas y finalizar la guerra inmediatamente, sin embargo Ucrania no quiere oír hablar de ningún tipo de negociaciones si esto no implica una salida del ejército ruso de todo el territorio ucraniano.

Oleada de bombardeos rusos

Nuevamente los rusos durante esta semana han lanzado decenas de misiles contra infraestructuras estratégicas ucranianas, sin embargo uno de los artefactos ha impactado en Polonia, matando a dos civiles polacos, en un principio Polonia afirmó que el proyectil era ruso, pero tras una serie de investigaciones, se ha determinado que el proyectil era un misil antiaéreo ucraniano.

Esta noticia, en un inicio, hizo temblar a todo el mundo, ya que Polonia es miembro de la OTAN y según el artículo número 4: “la integridad territorial, la independencia política o la seguridad de cualquiera de las Partes fuese amenazada”, se pueda consultar a los países miembros si se debe actuar, no obstante Polonia desde un primer momento no contempló la posibilidad de activar este artículo, por lo que ,a día de hoy, despejadas las dudas sobre el origen de los misiles, la Tercera Guerra Mundial no va a estallar.